Ley limón en Texas

Aunque optemos por comprar un auto nuevo en el concesionario, el vehículo puede presentar fallas que ameriten el uso de la garantía. Aún así, lamentablemente, no siempre se logra corregir los desperfectos. Si este es tu caso, recuerda que puedes recurrir a la Ley limón en Texas.

En este artículo te diremos qué es y cómo funciona la ley limón en Texas, cuándo se aplica esta ley y cuál es el plazo para presentar una reclamación. También compartiremos una lista de abogados especializados que pueden ayudarte a resolver tu problema. Continua leyendo.

Ley limón en Texas

¿Qué es la ley limón en Texas?

La Ley del Limón de Texas es una normativa estatal que protege a los consumidores que han comprado o alquilado vehículos de motor nuevos con desperfectos y que no han podido ser reparados.

El estatuto de la Ley del Limón de este estado puede ayudar al consumidor a no perder su dinero, obligando al fabricante a realizar la recompra o un reemplazo del vehículo.

La Ley del Limón se aplica a los vehículos nuevos, incluyendo autos, camiones, furgonetas, motos, vehículos todo terreno, casas rodantes y vehículos recreativos remolcables (TRV), que presentan desperfectos cubiertos por una garantía de fábrica. Los vehículos de demostración también se consideran vehículos nuevos.

El uso adecuado de esta ley puede ser menos complicado y menos costoso que ir a los tribunales.

Sigue leyendo: Departamento de vehículos motorizados de Texas

¿Cómo funciona la ley limón en Texas?

Si tu vehículo aún se encuentra en garantía y presenta algún tipo de falla en su funcionamiento, el fabricante está obligado a repararlo.

La ley limón, por su parte, establece que el fabricante tiene una cantidad razonable de intentos para corregir el desperfecto antes de que tu vehículo sea considerado un carro limón.

A continuación, se establecen tres mecanismos para definir si el fabricante ha agotado el número de intentos de reparación razonables, en cuyo caso deberá: recomprar el vehículo, sustituirlo o indemnizar al comprador.

Prueba de cuatro intentos de reparación

Puedes presentar un reclamo amparado en la ley limón de Texas si has llevado el vehículo a un concesionario para su reparación en cuatro oportunidades, dentro de los siguientes parámetros:

  • Dos veces por el mismo problema o defecto dentro de los primeros 12 meses o 12,000 millas, lo que ocurra primero.
  • Dos veces más durante los 12 meses o 12,000 millas posteriores al segundo intento de reparación.

Prueba de riesgo grave para la seguridad

Un peligro grave para la seguridad es una avería que pone en peligro la vida del conductor y que impide sustancialmente su capacidad de controlar o manejar el vehículo con normalidad o que crea un riesgo sustancial de incendio/explosión.

Puedes hacer un reclamo según la ley limón si has llevado tu vehículo para que sea reparado un desperfecto que implica un riesgo grave para la seguridad en las siguientes condiciones:

  • Dos veces durante los primeros 24 meses o 24,000 millas, lo que ocurra primero, y el vehículo sigue presentando la falla.

Prueba de 30 días

Según esta prueba, tu vehículo califica para la ley limón si ha estado fuera de servicio para ser reparado debido a un defecto cubierto por la garantía original de fábrica:

  • Durante un total de 30 días o más (no necesariamente días continuos) durante los primeros 24 meses o 24,000 millas y sigue presente el mismo desperfecto.

Sigue leyendo: Registración de vehículos en Texas

¿Cuándo se aplica la Ley del Limón?

Esta ley puede ser aplicada cuando un vehículo cumple las siguientes condiciones:

  • Tiene un defecto grave o una condición anormal.
  • El defecto o condición está cubierto por una garantía escrita del fabricante.
  • El propietario informa al concesionario o al fabricante sobre el defecto o la situación dentro del plazo de garantía.
  • El propietario ofrece al concesionario o al fabricante un número razonable de intentos para reparar el defecto o la condición.
  • El propietario notifica por escrito al fabricante (preferiblemente por correo certificado) el defecto.
  • El defecto o condición persiste y perjudica sustancialmente el uso del vehículo o su valor en el mercado, o crea un grave peligro para la seguridad.
  • El propietario presenta a tiempo una reclamación conforme a la Ley del Limón y paga la tasa de presentación.

Si se cumplen los puntos descritos anteriormente el vehículo puede ser declarado como limón y estar amparado bajo esta ley. Esto significa que su propietario puede recuperar el dinero invertido en la compra del auto.

¿Cuál es el plazo para presentar una reclamación bajo la Ley del Limón en Texas?

La reclamación de la Ley del Limón debe presentarse dentro de los seis meses siguientes a cualquiera de las siguientes fechas que ocurran primero:

  • El vencimiento del plazo de la garantía.
  • 24 meses después de la compra.
  • 24,000 millas después de la fecha de entrega del vehículo (excepto los TRV).

Dado que el plazo de presentación se determina en función de cuál de los acontecimientos anteriores ocurre primero, la reclamación debe presentarse tan pronto como el consumidor se dé cuenta de que el concesionario tiene problemas para reparar el vehículo.

Sigue leyendo: ¿Cómo sacar la licencia de conducir en Texas?

Abogados ley limón Texas

La Ley de Seguridad Vial de 1970, que creó la National Highway Traffic Safety Administration (NHTSA), exige a los fabricantes de automóviles que cubran los costos de la retirada y la sustitución de piezas defectuosas.

Si el fabricante no repara, sustituye, recompra o proporciona el valor de pérdida de tu vehículo retirado, está violando la garantía y te recomendamos que busques un buen abogado.

Los abogados especializados en la ley del limón de Texas tratan con los fabricantes en nombre de los compradores de vehículos defectuosos. Sus servicios consisten en resolver lo más rápido posible el problema y hacer que sus clientes recuperen su dinero.

Gracias a la Ley de Garantía Magnuson-Moss, los abogados pueden solicitar sus honorarios directamente al fabricante. Esto significa que un cliente puede obtener asesoramiento legal sin tener que pagar los honorarios de los abogados de su bolsillo.

A continuación, encontrarás algunos abogados de Texas que pueden ayudarte con casos relacionados con la ley limón.

Abogado Ley LimónTeléfonoDirección
Allen Stewart, PC1 214-965-87001700 Pacific Ave Suite 2750, Dallas, TX 75201.
Patrick Law Firm, P.C1 214-390-33436244 E Lovers Ln, Dallas, TX 75214.
The Fighter Attorney – LeMond Law1 806-370-37501409 19th St. #101

Lubbock, TX 79401

Lemon Law Firm1 806-435-6544315 S Main St, Perryton, TX 79070.
Torres Law Firm1 210-737-2672Historic Teagarden House, 408 Dwyer Ave, San Antonio, TX 78204

¿Un coche usado puede estar cubierto por la Ley Limón en Texas?

Esta ley del estado de Texas no cubre los vehículos usados, embargados, los remolques que no sean de viaje, las embarcaciones o los equipos agrícolas.

Tampoco cubre vehículos con:

  • Problemas causados por el abuso, la negligencia o por cambios no autorizados por el fabricante.
  • Problemas que no afecten sustancialmente al uso o al valor de mercado del vehículo. Los ruidos menores o los problemas con el equipo de música no suelen considerarse graves según la Ley del Limón.

¿Qué es la recompra por la ley del limón?

La recompra consiste en el reembolso de todo el dinero que invertiste en la compra o el arrendamiento de un vehículo que resultó defectuoso. Incluye el pago inicial, todos los pagos mensuales (incluidos los taxes y los cargos financieros), y una parte prorrateada del gasto de registro del auto, menos una cuota de uso.

La cuota de uso es el valor que corresponde al tiempo que usaste el coche «sin problemas».

La recompra también incluye el reembolso de cualquier gasto incidental o consecuente que hayas tenido como resultado del carro limón. Por ejemplo, gastos de alquiler de autos o de servicios de grúa.

El saldo de tu préstamo del auto se pagará en su totalidad.

¿Qué es un vehículo de sustitución?

El «vehículo de sustitución» es el que recibes como compensación. Aunque debe ser de la misma marca y el modelo suele ser similar al del carro limón, puede ser más reciente, por lo general, del año actual.

El importe de tu préstamo de auto actual (o el plazo de tu lease de auto) seguirá siendo el mismo y con la misma duración que el préstamo o arrendamiento original. Tu único gasto será el pago por el tiempo que disfrutaste el vehículo antes de que fuera un limón y los impuestos adicionales (si procede).

Sigue leyendo:

Puntuación:
¡Comparte nuestro artículo!

Puntuación:

Artículos relacionados:

Deja un comentario

Carros en USA