¿Qué pasa si regreso mi carro a la financiera?

La compra de un carro implica tomar decisiones muy importantes. Además de analizar los modelos y sus características, también es necesario realizar un buen análisis de nuestro presupuesto. Aun así, es posible que algo salga diferente a lo planeado. Podrían surgir cambios financieros inesperados o la necesidad de mudarse a otro país, por ejemplo. Si estás viviendo una situación similar, es posible que te estés preguntando: ¿Qué pasa si regreso mi carro a la financiera? ¿Se puede devolver un carro financiado?

Si estás analizando la posibilidad de devolver tu carro es importante que sepas que no eres el único, hay algunas personas que logran hacerlo. Así que, si te arrepientes de la compra o si el carro presenta problemas mecánicos significativos, no te preocupes, es probable que puedas devolverlo.

¿Qué pasa si regreso mi carro a la financiera?

Devolución de un vehículo al concesionario

Si compraste recientemente un carro, es factible que puedas devolverlo. Sin embargo, esto depende en cierta medida del concesionario. Averigua si en el lugar donde hiciste la compra tienen una política de devolución. Si la tiene, entonces debes seguir los términos y condiciones para devolver el auto. Si el concesionario no tiene una política de devolución, ya dependerá de ellos aceptar o no tu coche de vuelta.

Lo primero que debes hacer es contactar con el vendedor con el que realizaste la gestión de compra del carro. Comentale que deseas devolverlo. Es posible que también tengas que hablar con el gerente o el dueño del concesionario. Explícales tu caso y pregunta si aceptan la devolución. Si tu problema es financiero y puedes permitirte un auto más barato, plantea la posibilidad de cambiar tu carro por uno más económico. Esta sería una buena alternativa ya que estarían más motivados a ayudarte para no perder una venta ya realizada.

Si hiciste originalmente un cambio de vehículo para adquirir el nuevo, probablemente no podrás recuperar tu coche anterior. Los intercambios se venden a menudo en subastas, por eso, es posible que tu antiguo vehículo esté ya en manos de otra persona. 

Sigue leyendo: ¿Se puede devolver un carro financiado?

¿Qué pasa si regreso mi carro a la financiera?

Si quieres devolver tu carro lo primero que debes hacer es revisar las condiciones del préstamo o del contrato de leasing. Normalmente, cualquier penalidad producto de la devolución de tu carro se detallará allí. En la  mayoría de los casos, se estipulan cargos por cancelación anticipada en los contratos de arrendamiento o préstamos de auto. Estos cargos pueden variar según las condiciones pautas al inicio, así que asegúrate de revisarlos muy bien.

IMPORTANTE: tu puntaje crediticio podría verse afectado por la devolución de un auto financiado. 

Recuerda que el hecho de devolver un carro financiado le dice a los prestamistas que tuviste dificultades para pagar el préstamo. 

En el futuro, cuando los prestamistas analicen tu informe crediticio, probablemente, dudarán más al momento de aprobar un préstamo que solicites.

Tu informe crediticio puede verse aún más afectado si optas por un embargo voluntario. Entregar las llaves y aceptar que no podrás hacer tus pagos puntualmente debería ser tu último recurso. Esto no se ve nada bien a los ojos de los prestamistas. Además, es posible que aún así tengas que pagar la diferencia del préstamo.  

Probablemente te preguntes cómo puedes salir de estos pagos mensuales sin incurrir en grandes penalizaciones o enfrentarte a un embargo. Ten en cuenta que esto no será fácil. Los coches se diferencian de otros activos porque su valor tiende a depreciarse bastante rápido. Si has estado conduciendo tu vehículo durante unos años, lo que debes en el préstamo del coche puede exceder el valor del mismo. 

Por lo tanto, si devuelves tu vehículo al concesionario, es posible que sigas teniendo que pagar unos miles de dólares, sin mencionar los cargos adicionales por cancelación que se describen en el contrato de arrendamiento.

A continuación, describiremos algunas de las formas en que puedes reducir el impacto financiero de la devolución del auto, e incluso reducir el costo de los pagos del coche.

Opciones y alternativas para devolver un carro financiado

A continuación, describiremos algunas de las formas en que puedes reducir el impacto financiero de la devolución del auto, e incluso reducir el costo de los pagos del coche.

Cambia tu auto

Cuando compraste tu coche, puede que te hayas lanzado a buscar un nuevo modelo con todos los accesorios que te gustan. Ahora puede que estés arrepentido de la compra que hiciste y prefieres una opción más barata. 

Si es así, puedes intentar cambiar tu coche. Tal vez quieras comprar un vehículo nuevo más asequible o incluso optar por un coche usado. Ten en cuenta que sólo te convendrá cambiar tu auto si lo que debes en tu préstamo es casi igual al valor de tu vehículo. De lo contrario, tendrás que pagar el saldo restante, que puede ser mucho dinero en algunos casos. 

Para cubrir este saldo, piensa la posibilidad de pedir un préstamo personal. Lo ideal es que este préstamo tenga una tasa de interés baja. Aunque pueda estar de más decirlo, ten en cuenta que es muy mala idea cubrir este costo con una tarjeta de crédito, a menos que uses una tarjeta con una tasa de interés bastante baja, y esto es poco probable. 

Vende tu carro

Podría ocurrir que ahora no estés necesitando tu carro tanto como antes debido a los cambios en las rutinas diarias que ha impuesto la pandemia del Covid 19.

Es posible que actualmente trabajes desde casa y que los niños estudien a distancia. Por lo tanto, no tienes que trasladarte hasta tu oficina, ni llevar y traer a tus hijos. En este caso, vender tu automóvil puede ser una buena idea. Si decides hacerlo, recuerda que encontrar un comprador a través de sitios web como Craigslist es bastante sencillo. 

Es muy importante que el valor de tu auto no sea mucho menor que el monto de tu préstamo. Para tener una mejor idea del valor actual de tu carro, puedes usar sitios como Edmunds para tasarlo. 

Conociendo de antemano el precio de tu carro, estarás preparado para conversar con el concesionario de automóviles sobre un intercambio o para negociar con posibles compradores sobre la venta.

Sigue leyendo: Cómo vender un carro usado en Craigslist en línea

Refinancia el préstamo de tu coche

Debido al valor actual de tu coche, es posible que las opciones anteriores no sean las mejores ya que sería difícil venderlo o intercambiarlo. Si ese es el caso, podrías considerar la refinanciación del préstamo de tu auto. Entre las opciones que se encuentran disponibles, puedes buscar una tasa de interés más baja o quizás tratar de conseguir un plazo de tiempo mayor para que las cuotas mensuales sean más manejables. 

Pero te recomendamos que hagas un análisis cuidadoso de tu situación financiera. Ampliar el plazo no necesariamente es una buena decisión ya que te compromete con la financiera por un plazo de tiempo más largo

Habla con tu prestamista actual

Las compañías financieras están abiertas a conversar sobre las condiciones de los préstamos de sus clientes, especialmente en estos momentos en los que la cuarentena por el Covid 19 ha complicado las finanzas de las familias. 

Actualmente, incluso con las tasas de intereses bajas, a muchos propietarios de vehículos les cuesta hacer el pago de sus mensualidades. Si te encuentras en esta situación, no dudes en contactar con tu prestamista y hablar con él sobre las posibles opciones. Si has sido un buen pagador en el pasado y has hecho tus pagos de manera puntual y responsable, quizás te ofrezcan una extensión del plazo del préstamo

Recuerda: aunque recibas una extensión, igualmente tendrás que hacer el pago, incluso si tu prestamista te dá el mes libre. Pero si tienes dificultades financieras a corto plazo, una extensión del préstamo puede ser beneficiosa.

Cambia tu contrato de arrendamiento con otra persona

Digamos que has firmado un contrato de cuatro años, que se pagará en cuotas mensuales durante este período de tiempo. Pero, lamentablemente ya no puedes continuar. Eso no significa que otra persona no pueda hacerlo.

De la misma manera que puedes encontrar un inquilino que se haga cargo del resto del contrato de arrendamiento de tu apartamento, también puedes buscar a alguien que asuma el contrato de arrendamiento de tu coche. Sin embargo, revisa bien tu documento antes de comenzar este proceso ya que podrían haber cláusulas específicas para impedir la transferencia del contrato. 

El trato podría ser muy útil para ambas partes. Si encuentras a alguien que no ha tomado la decisión de cambiar de auto porque no quiere pagar una cuota inicial grande, podría ser un buen candidato. Hacerse cargo de un contrato de arrendamiento existente puede ser una buena idea para ahorrar algo de dinero.. 

Las personas que sólo necesitarán un coche durante uno o dos años también son buenos candidatos para la adquisición de un contrato de arrendamiento. 

Para iniciar un acuerdo de este tipo, puedes buscar en línea sitios web de intercambio de arrendamientos. Aunque existen varios portales, una de las opciones más populares es Swapalease. Muchos portales incluyen tarifas por la transferencia del contrato, sin embargo, suele ser mucho más baja que la penalización a la que te enfrentarás después de devolver el coche.

Consigue una póliza de seguro de coche más barata

Una forma de reducir los gastos del carro en casi un 70% es mediante el cambio de póliza de seguro. Utilizando algunas de las webs de comparación de seguros puedes informarte y decidir entre cotizaciones de diferentes compañías. 

Muchas de estas webs ofrecen descuentos al contratar a través de ellas alguna póliza de seguro, lo cual te proporcionará un precio aún mejor. Si logras hacer una reducción significativa en el gasto del seguro, podrás asignar más dinero al pago de la cuota de tu vehículo. 

Ajusta la cobertura de tu seguro de auto

Si te dedicas a comparar y buscar precios de pólizas de seguro es posible que consigas opciones más baratas. Sin embargo, si quieres ahorrar aún más dinero puedes ajustar tu cobertura también.

Por ejemplo, si tienes un auto ya un poco viejo, probablemente te convenga deshacerte de la cobertura integral y de colisión. Estas opciones de cobertura tienen más sentido si tienes un vehículo nuevo y de gran valor. Existen pólizas que calculan las primas según el kilometraje y las costumbres de conducción. En caso de que seas de los conductores que usan sus autos muy pocas veces al mes, probablemente, te conviene una póliza de este tipo.

Sigue leyendo: ¿Cómo refinanciar un carro?

Qué pasa si regreso mi carro a la financiera (vehículo usado)

Si el carro que has comprado y que estás pagando es usado, algunos puntos podrían ser un poco diferentes. Si este es tu caso, continúa leyendo, a continuación te explicaremos algunos de tus derechos.

¿Cuáles son tus derechos cuando compras un carro usado en un concesionario?

Si has comprado un carro usado en un concesionario, tienes derecho a devolverlo dentro de los primeros 30 días de la compra. Esta es la regla del «derecho de rechazo a corto plazo» según la Ley de Derechos del Consumidor de 2015.

Si encuentras una falla en el auto dentro de un período de 30 días, tienes derecho a «rechazarlo» y recibir el reembolso de tu dinero completo. Si lo prefieres, también puedes pedir la reparación del mismo. Sin embargo, tendrás que probar que el problema ya existía cuando compraste el coche.

Si realizaste tu compra a través de un concesionario también tienes algunos derechos bajo la Ley de Venta de Bienes de 1979. El auto que estás comprando debe, según la ley, cumplir con lo siguiente:

  • Ser apto para el propósito que se adquirió
  • Tener calidad satisfactoria
  • Coincidir con su descripción

Antes de aceptar y firmar el documento, asegúrate de que estás de acuerdo con el estado del coche, tomando en cuenta su antigüedad y precio, por supuesto. 

IMPORTANTE: El concesionario te debe advertir sobre cualquier falla o desperfecto que tenga el vehículo antes de que realices la compra. Además esta información debe quedar por escrito. 

Sigue leyendo:

¡Comparte nuestro artículo!


Artículos relacionados:

Deja un comentario