Cómo bajar el pago de mi carro

El estadounidense promedio gasta alrededor de $800 mensuales en transporte, un monto bastante elevado que solo es superado por el costo de la vivienda. En este apartado se incluyen el combustible y las reparaciones del auto, sin embargo, la mayor parte de los gastos de transporte están relacionados con la compra del vehículo. Si necesitas reestructurar tu presupuesto y reducir tus gastos mensuales, te estarás preguntando: ¿Cómo bajar el pago de mi carro? Pues bien, a continuación encontrarás las respuestas que necesitas.

Aunque hayas considerado la posibilidad de devolver tu auto financiado por no poder pagar la cuota, reducir el pago mensual del carro es una forma muy inteligente de ajustar tu presupuesto sin tener que deshacerte de tu auto. En este artículo encontrarás algunas alternativas para lograrlo.

Cómo bajar el pago de mi carro

Sigue leyendo: ¿Qué pasa si regreso mi carro a la financiera?

Cómo bajar el pago de mi carro amortizando capital

El prepago de capital es una buena opción para reducir los pagos mensuales de tu auto y ahorrar dinero en intereses. Si tienes dinero disponible para realizar un abono al capital del préstamo, al dividir el capital restante más pequeño por la cantidad de meses que quedan en tu préstamo, obtendrás como resultado un pago mensual más bajo.

Siempre puedes utilizar los excedentes de efectivo, como bonificaciones, utilidades o herencias, para hacer abonos en tu préstamo y reducir los pagos mensuales en el futuro.

IMPORTANTE: Antes de hacer la amortización de capital, verifica si tu préstamo incluye alguna multa por pago anticipado que se aplicará al cancelar el préstamo antes de tiempo.

Cómo bajar el pago de mi carro con tasas más bajas

Si el auto fue financiado en el momento de la compra, la solicitud de refinanciación para tu carro es una de las mejores formas de reducir tu pago mensual.

En promedio, puedes bajar tu tasa de interés en un 2.4%. La tasa de interés que estás pagando, expresada como tasa de porcentaje anual o APR , es otra forma de describir lo que te cuesta un préstamo. Pero si es un procedimiento relativamente sencillo, ¿por qué no se hace con más frecuencia? La respuesta en simple: Muchas personas no saben que puede refinanciar un automóvil.

Aunque 2.4% parece un número pequeño, podría aportar más de $2,200 en ahorros durante la vigencia de tu nuevo préstamo, una cantidad nada despreciable. El préstamo de automóvil promedio es de aproximadamente $32,000 y el plazo promedio es de aproximadamente 68 meses (o más de 5 años y medio). Supongamos que refinancias cinco meses después de haber comprado el vehículo, con una reducción del 2.4% en la tasa de interés podrías bajar el pago de tu carro en más de $30 por mes. Multiplica $30 por 64 meses y ahorrarás un total de $2,304. Podrías usar esos $2,304 para pagar una deuda de tarjeta de crédito de alto costo o tomarte unas vacaciones.

Cómo reducir el pago mensual de mi automóvil extendiendo el plazo

En las condiciones de los préstamos para automóviles, un plazo más corto significa que se pagan menos intereses durante la vigencia del préstamo. Sin embargo, al extender el plazo del préstamo puedes reducir el pago mensual de tu automóvil cada mes, a veces de manera significativa.

El mercado de préstamos para automóviles es enorme, con más de un billón de dólares en préstamos pendientes. Eso significa que muchos prestamistas e inversionistas están involucrados en el área de los préstamos para carros. Como resultado, la variedad de términos y condiciones disponibles podría sorprenderte. Los plazos de los préstamos se extienden hasta los 84 meses y más.

Por ejemplo, supongamos que tienes un saldo principal de préstamo de $25,000 y 50 meses restantes en tu préstamo, con una tasa de interés del 5%. Si pudieras refinanciar a un plazo de 60 meses a la misma tasa de interés del 5%, tu pago mensual bajaría de $550 a $470 aproximadamente. Eso significa que tendrías $80 por mes liberados en tu presupuesto. Es cierto que gastarás más dinero en intereses durante la vigencia de tu nuevo período de 60 meses, pero hay ocasiones en las que pagar una cuota mensual inferior por el coche puede ser de gran ayuda.

Sigue leyendo: Cómo vender mi carro al estado

Cómo bajar el pago de mi carro al elegir un vehículo usado

Muchos de nosotros hemos escuchado que al momento de sacar un espectacular auto nuevo del concesionario, perdemos del 10 al 20% de su valor. El carro no ha cambiado mucho, solo que ahora es un automóvil usado. Aunque la rápida depreciación en el valor de los automóviles nuevos es molesta para los propietarios, es una buena noticia para quienes desean comprar un vehículo usado. Actualmente, los coches son más fiables y duran más que nunca, esto significa que los vehículos usados son una excelente alternativa para muchas personas. El pago mensual promedio de un automóvil usado es de aproximadamente $400, mientras que el pago mensual promedio de un automóvil nuevo es de aproximadamente $536. Una diferencia de aproximadamente $136 puede ayudar mucho cuando tu presupuesto mensual es ajustado.

Cómo bajar tu pago mensual de coche al elegir uno más pequeño

Quizás compraste un vehículo demasiado grande. Ese coche de 8 plazas es un dolor de cabeza para aparcar. Los asientos de cuero del monovolumen con paquete de lujo no impresionan ni a tu familia ni a tus amigos. Entonces, podrías venderlo para comprar un modelo más económico. El auge de nuevos servicios online que compran tu coche usado, como Carvana, hace que esta opción sea aún más interesante y cómoda. Al ingresar información básica sobre tu automóvil en uno de estos sitios, puedes obtener una oferta rápidamente. Si estás de acuerdo, estas compañías pueden recoger tu automóvil en casa y entregarte un cheque inmediatamente. Puedes utilizar el dinero recibido para pagar el préstamo de tu automóvil antiguo y comprar un vehículo más pequeño y menos costoso.

Sigue leyendo: ¿Dónde compran carros para yonke?

Cómo bajar el pago de mi carro: Reflexión final

Si eres como la mayoría de los estadounidenses, cuando compraste tu coche estabas emocionado por respirar su olor a nuevo. Pediste algunas opiniones a tus amigos, invertiste algunas horas de tu tiempo para investigar sobre fiabilidad, kilometraje de la gasolina, etc. Consultaste en varios concesionarios para ver quién tenía el color que más te gustaba y quién te daría el mejor precio.

El problema es que, probablemente, no has buscado un préstamo para tu coche. Más del 70% de los compradores obtienen sus préstamos de automóvil cuando estan «firmando el papeleo» en la oficina trasera del concesionario. Aunque es una solución bastante cómoda, no es la mejor decisión. ¿Por qué? Porque es probable que el concesionario no tenga en cuenta tus intereses a la hora de tramitar el préstamo.

El problema se agrava en la actualidad. La rentabilidad de los concesionarios ha cambiado drásticamente en los últimos 10 años, estas empresas solían obtener sus ganancias de la forma tradicional. Es decir, compraban un coche en la fábrica de Ford o Toyota y lo vendían a un precio mayor, pero en los últimos 10 años, Internet ha creado una competencia de precios mucho mayor entre los concesionarios. El resultado es que a nosotros, como consumidores, nos va mucho mejor porque obtenemos mejores precios pero los concesionarios ganan menos cuando venden un coche.

¿La contrapartida? Ahora pagas tarifas más elevadas por tramitar tu préstamo que por comprar tu coche nuevo. Como hábiles empresarios, los concesionarios han compensado la disminución de ingresos en la venta de coches con las tarifas de los préstamos para coches. ¿Tienes idea de cuánto puede ganar un concesionario por la gestión del préstamo? Nada más y nada menos que 1.788 dólares para 2018, según el Índice de Mercado de Préstamos de Automóviles de Outside Financial. Eso significa que hubo un 70% de incremento respecto a los 1.046 dólares que se pagaban en 2010.

Si lo miras del lado positivo, no es demasiado tarde. Ciertamente, podrías haberte ahorrado 1.000 dólares si hubieras buscado un préstamo para tu coche antes de ir al concesionario. Sin embargo, aún estás a tiempo de tomar las acciones necesarias para mejorar tu pago mensual, el prestatario medio ahorra más de un 2% en intereses y más de 50 dólares al mes a través de la refinanciación.

Sigue leyendo:

¡Comparte nuestro artículo!


Artículos relacionados:

Deja un comentario

Carros en USA