¿Qué es refinanciar un carro?

Si las condiciones actuales de tu préstamo de coche no son tan buenas como imaginabas inicialmente, si las tasas de interés han bajado o si tu puntaje de crédito ha mejorado, tienes buenas razones para buscar una refinanciación para tu vehículo. Pero, ¿Qué es refinanciar un carro? ¿Es bueno refinanciar un carro? ¿Cuáles son las ventajas y desventajas de la refinanciación? ¿En qué casos no deberías refinanciar tu auto? Continua leyendo, en este artículo encontrarás la respuesta a estas y otras interrogantes.

¿Qué es refinaciar un carro?

Sigue leyendo: ¿Cómo refinanciar un carro?

¿Qué significa refinanciar un carro?

Refinanciar un carro es el proceso mediante el cual se cancela el préstamo actual de un automóvil con otro préstamo, generalmente, de un nuevo prestamista. Sin embargo, la refinanciación implica también modificaciones en las condiciones del préstamo, que es precisamente uno de los principales motivos de este tipo de operación.

Muy bien, ya sabemos qué significa refinanciar un carro. Veamos ahora por qué debemos realizar este tipo de operación

¿Por qué refinanciar un carro?

La mayoría de las personas refinancian su automóvil para ahorrar dinero, pero esto lo logran con diferentes enfoques. Por ejemplo, algunos refinancian para bajar los pagos de su carro, otros quieren reducir sus tasas de interés o ajustar la duración del plazo de su préstamo. Y otros tienen razones más personales para refinanciar, como eliminar a los co-firmantes del préstamo. Cuanto más alto sea tu puntaje crediticio y más bajo sea tu DTI, menor será el riesgo que les representas para los prestamistas.

Analicemos algunos de estos escenarios de forma más detallada:

Tu situación financiera ha mejorado

Los prestamistas suelen tomar en cuenta varios factores para decidir el tipo de interés de tu préstamo, como por ejemplo, tu puntaje de crédito y la relación deuda-ingresos (DTI), que es una proporción que se utiliza para comparar tus gastos mensuales con tu ingreso bruto mensual. Si tu puntaje crediticio ha subido y tu DTI ha bajado, el riesgo que les representas para los prestamistas es menor, por lo tanto, puedes conseguir condiciones más favorables en un nuevo préstamo.

Quitar o añadir a alguien como cofirmante de tu préstamo

Es posible que, debido a alguna razón personal, el o los prestamistas decidan recurrir a la refinanciación para eliminar o añadir a alguien a su préstamo para autos. Esta es una manera fácil de hacerlo, ya que el proceso de refinanciación genera un nuevo préstamo y un nuevo contrato. En algunos casos, al agregar un cofirmante con una estupenda puntuación crediticia es más fácil obtener buenas tasas de interés.

Las tasas de interés han bajado desde que obtuviste el préstamo original

Los tipos de interés cambian con regularidad, así que, es posible que hayan bajado desde que contrataste el primer préstamo para tu carro. Es evidente que un descenso de 2 ó 3 puntos porcentuales pueden suponer un ahorro significativo durante el plazo del préstamo y valdría la pena aprovecharlo.

Tu situación financiera ha empeorado

Aunque no consigas un tipo de interés más bajo, podrías tratar de encontrar un préstamo con un plazo de amortización más largo para reducir las cuotas mensuales del coche. Si no encuentras un préstamo adecuado, también puedes renegociar el plazo de amortización de tu préstamo actual. Pero ten en cuenta que cuanto más largo sea el periodo de pago de tu préstamo mayor será la cantidad de intereses que pagarás.

Sigue leyendo: ¿Cómo funciona un financiamiento de auto?

¿Por qué no refinanciar tu carro?

Hay momentos en los que es preferible no intentar un refinanciamiento de tu préstamo, sobre todo cuando no lograrás mejorar las condiciones que tienes. Pero también existen otras razones para no hacerlo, por ejemplo:

  • Piensas solicitar un crédito pronto y esta refinanciación afectará tu historial de crédito.
  • Ya has pagado la mayor parte del préstamo, al refinanciar comenzarás nuevamente a pagar intereses. Normalmente, cerca del final de un préstamo solo pagas el capital pendiente.
  • Tu automóvil ya es muy viejo y no obtendrás refinanciación.

¿Cómo refinanciar un carro?

Ahora que ya sabes qué es refinanciar un carro, lo más probable es que quieras conocer el proceso para solicitar refinanciamiento para tu vehículo. ¿Cierto? Enseguida te diremos cuáles son los pasos a seguir.

1. Reúne los documentos necesarios

Para realizar tu solicitud, deberás proporcionar algunos documentos e información. Por ejemplo, datos del vehículo, tu nombre legal, licencia de conducir, dirección, balance de ingresos y egresos, número de seguro social (SSN), comprobante de empleo, comprobante de seguro de auto y último recibo de pago del carro. 

2. Busca opciones para tu refinanciamiento

Debes buscar refinanciamiento de préstamo para automóvil en varios bancos, prestamistas en línea y uniones de crédito, tanto locales como nacionales. También debes preguntar en tu banco actual si tienes posibilidades de refinanciar tu auto con ellos.

3. Haz tus cálculos

Compara las condiciones que te ofrecen en todas las entidades financieras y escoge la que más se adapte a tus necesidades. Para ello, una calculadora de refinanciación te será de mucha utilidad. 

4. Escoge al nuevo prestamista y cierra la operación

Una vez firmado el contrato, el nuevo prestamista debe liquidar el saldo del préstamo del antiguo prestamista. Lo más probable es que lo haga de forma correcta y oportuna, sin embargo, es recomendable verificarlo. Una vez que se cancele el préstamo, tendrás que comenzar a realizar los pagos a tu nuevo prestamista. Considera la posibilidad de configurar pagos automáticos para que no tengas que preocuparte por recordar tu nueva fecha de vencimiento.

Nota: El proceso de refinanciamiento de préstamos para automóviles suele ser más rápido que el refinanciamiento de una hipoteca. Normalmente, toma alrededor de dos semanas de principio a fin.

Qué es refinanciar un carro en Estados Unidos: Ejemplo

Digamos que hace un año compraste un automóvil por $20,000. Un prestamista te prestó esta cantidad de dinero al 6% de interés (APR) para que lo reembolses en 48 meses. Ahora, 12 meses después, decides refinanciar porque te gustaría reducir tus pagos mensuales. Entonces, contactas un nuevo prestamista que pagará a tu antiguo prestamista y te dará un nuevo préstamo. Este nuevo prestamista te ofrece una tasa de interés (APR) del 3% con un plazo de préstamo de 48 meses. Efectivamente, al refinanciar con este nuevo plazo de préstamo, pagarás el automóvil en un total de 60 meses (sumando el plazo de préstamo que habías pagado al antiguo prestamista, 12 meses)

Entonces, ¿Cuál sería el impacto financiero de la refinanciación de un automóvil sobre el importe que pagas por tu automóvil? Para simplificar este ejemplo, supongamos que no pagarás ninguna tarifa por refinanciación y no comprarás ningún producto de protección de servicio con tu nuevo préstamo (ten en cuenta que la refinanciación casi siempre incluye tarifas y muchos clientes optan por comprar productos de protección de servicios).

Después de realizar el duodécimo (12º) pago de tu antiguo préstamo de coche, todavía debes al prestamista original 15.440 dólares. Tu nuevo prestamista te presta esta cantidad pagando a tu antiguo prestamista los 15.440 dólares que aún debes. Ahora, tu primer pago del nuevo préstamo refinanciado se convierte en lo que habría sido el decimotercer (13º) mes de tu antiguo préstamo.

Los pagos mensuales de tu nuevo préstamo serían de 341,75 dólares en comparación con los 469,70 dólares mensuales que pagabas en el préstamo original y, al final de tu préstamo, pagarías 22.040 dólares con la refinanciación después de los primeros 12 meses [22.040 dólares = 469,70 dólares *12 + 341,75 dólares * 48].

Sin refinanciación después de 12 meses, pagarías 505 dólares más por tu préstamo, lo que te costaría finalmente 22.546 dólares [22.545 dólares = 469,70 dólares * 48].

En conclusión, cancelarás tu préstamo a un ritmo más lento que antes de refinanciar. Sin embargo, la nueva tasa de interés del 3% está bastante por debajo de la tasa de interés anterior y, al final, pagarás menos cargos por intereses que si no hubieras refinanciado.

IMPORTANTE: Si bien el ejemplo anterior ilustra cómo el refinanciamiento puede beneficiar a un prestatario, debes tener en cuenta que el resultado podría ser diferente. Si decides refinanciar, puedes cambiar o no la duración de tu préstamo, y la tasa de interés no necesariamente tiene que cambiar, aunque la mayoría de las veces lo hará. En última instancia, cada acuerdo de refinanciamiento de automóviles será diferente y cada persona tiene motivos distintos para refinanciar. Por lo tanto, buscar asesoría financiera antes refinanciar un carro es muy buena idea.

Sigue leyendo: Préstamos por título de carro

Qué es refinanciar un carro: Preguntas frecuentes

¿Qué es un refinanciamiento de auto?

Como hemos mencionado, el refinanciamiento de un auto es aquel mediante el cual se cancela el préstamo de un vehículo con otro préstamo nuevo, esto se puede hacer con la misma entidad financiera o con otra. Normalmente, las refinanciaciones implican modificaciones en los términos y condiciones del contrato.

¿Cuáles son las ventajas de refinanciar un carro?

Entre los beneficios más importantes, podemos mencionar la posibilidad de obtener una mejor tasa de interés y la reducción de la cuota mensual. Si los pagos mensuales de tu auto son inferiores, tendrás más efectivo disponible para otros gastos personales.

¿Es bueno refinanciar un carro?

Muchas personas se preguntan si conviene refinanciar un carro. Eso dependerá de tu caso en particular. Es bueno refinanciar un carro si las condiciones del nuevo préstamo pueden ser mejores, bien sea porque ganas más, tu puntaje de crédito ha aumentado o porque, en términos generales, representas menos riesgo para las entidades financieras. Sin embargo, hay algunos casos en los que es mejor no hacerlo. Por ejemplo, si ya te falta poco para pagar tu actual préstamo no deberías estar pagando mucho en intereses y si contratas un nuevo préstamo comenzarás a pagar intereses de nuevo.

¿Cuánto tiempo hay que esperar para refinanciar un carro?

En líneas generales, puedes refinanciar tu carro cuando quieras. Pero siempre es recomendable revisar el contrato que firmaste para saber si la cancelación de tu préstamo actual implica alguna penalidad. También debes saber que si tu carro ya tiene muchas millas de recorrido, si las tiene es posible que te sea difícil conseguir un nuevo financiamiento ya que el monto adeudado quizás sea superior al valor actual de mercado.

¿Cómo funciona un refinanciamiento?

En esencia, una refinanciación es la sustitución de un préstamo por otro. Con el segundo préstamo se paga el primero y, posteriormente, los pagos mensuales se realizan bajo los términos y condiciones del nuevo contrato. Normalmente, las tasas de interés y plazos de pago son diferentes.

¿Cuánto cuesta refinanciar un carro?

Los costos del refinanciamiento de un carro dependen de las condiciones y términos de tu préstamo actual y del nuevo préstamo. En algunos casos, se aplican restricciones por cancelación anticipada de préstamos, como multas o penalizaciones. Si lees detenidamente tu contrato, podrás saber si tu actual prestamista te aplicará alguna multa cuando realices la refinanciación. También debes averiguar si te cobrarán alguna tarifa o cuota de apertura del nuevo préstamo, este sería otro costo a tener en cuenta. 

¿Cuántos puntos baja refinanciar un carro?

Cuando piensas refinanciar tu carro, por lo general, consultas varias entidades financieras para comparar las condiciones que pueden ofrecerte. Estas búsquedas aparecerán en tu informe de crédito, contarán como consultas difíciles (hard inquiries) y podrán hacer que tu puntaje crediticio baje hasta cinco puntos. Esto quiere decir que cada consulta que hagas para tu refinanciamiento tendrá un impacto negativo en tu crédito. Sin embargo, si envías todas las solicitudes en un plazo de 14 a 45 días entre sí, contarán como una sola consulta y el impacto negativo en tu puntaje crediticio será menor. 

¿Cuántas veces se puede refinanciar un carro?

No hay un límite exacto en cuanto a las veces que se puede refinanciar un auto. Sin embargo, en algunos momentos es probable que no puedas optar por la refinanciación. Por ejemplo, si el valor de mercado de tu auto es inferior a lo que aún debes por tu actual préstamo. Digamos que las limitaciones para una refinanciación están relacionadas con las circunstancias de cada caso en particular. No hay una restricción en cuanto a las veces que se puede refinanciar un coche.

¿Se puede refinanciar un carro chocado?

Lo más probable es que no puedas refinanciar un carro chocado. Si el auto ha sufrido un impacto importante, su precio de mercado será inferior. En este caso, lo más seguro es que la deuda actual de tu préstamo sea superior al valor de mercado del vehículo y será muy difícil que alguna entidad financiera esté dispuesta a ofrecerte la refinanciación. Recuerda que al momento de realizar una refinanciación, el futuro prestamista hará una tasación o valoración del automóvil. 

Sigue leyendo:

¡Comparte nuestro artículo!


Artículos relacionados:

Deja un comentario

Carros en USA