¿Qué pasa si no pago mi carro en USA?

Cuando te otorgaron tu préstamo de auto sabías que tendrías que hacer los pagos mensuales puntualmente durante varios años. Lamentablemente, pueden haber surgido situaciones que te impiden cumplir con tu responsabilidad, y ahora te preguntas ¿Qué pasa si no pago mi carro en USA? Pues bien, lo primero que debes saber es que el incumplimiento en el pago de las cuotas de un préstamo tiene consecuencias negativas. En este artículo te las explicaremos detalladamente. También te daremos algunos consejos que te ayudarán a resolver tu situación.

Qué pasa si no pago mi carro en USA

Sigue leyendo: Cómo encontrar carros en venta baratos de dueño a dueño

¿Qué pasa si no pago mi carro en USA?

Si solicitaste un préstamo para comprar un auto en Estados Unidos y no pagas las cuotas mensuales, podrías tener muchos problemas. Cada mes que dejas de pagar, disminuye tu puntuación de crédito. Además, si no puedes reanudar los pagos y ponerte al día, tu carro puede ser embargado. Y lo que es peor, podrías seguir debiendo dinero por tu auto aún después del embargo.

Es muy importante que sepas que las repercusiones del impago de un préstamo de auto pueden tener un impacto bastante negativo sobre tus finanzas. En la siguiente sección te lo explicaremos detalladamente.

Sigue leyendo: Cómo comprar carro sin crédito en USA

¿Qué pasa si no puedo seguir pagando mi auto?

Si incumples con el pago de un préstamo de auto tendrás que enfrentar graves consecuencias. A continuación te explicaremos algunas de ellas.

Puntuación de crédito

El retraso en el pago afectará negativamente tu puntuación de crédito. Esto debido a que el historial de pagos es uno de los factores más importante de la puntuación crediticia, de hecho, representa el 35% del Fico Score (puntuación crediticia más utilizada entre los prestamistas). Además, un retraso en los pagos de tu préstamo permanecerá en su informe de crédito durante siete años.

Embargo del auto

Si obtienes un préstamo de auto, el vehículo se utiliza como garantía del préstamo, esto significa que el prestamista puede tomar tu carro si no pagas a tiempo. Pero, ¿Cuándo pueden embargar un vehículo? Dependiendo de las leyes de tu estado y de las condiciones de tu contrato de préstamo, el prestamista podría embargar el coche si dejas de pagar una sola cuota del préstamo, incluso puede que no tenga que avisarte antes de hacerlo. Sin embargo, lo más habitual es que los prestamistas se pongan en contacto con los clientes que tienen pagos atrasados antes de tomar la drástica medida de embargar los automóviles.

En cuanto a tu puntuación de crédito, el hecho de que te embarguen el coche agravará aún más el impacto de la morosidad en tu historial de crédito. El embargo se considera una marca grave en un informe de crédito y permanecerá allí durante siete años.

Deuda pendiente

Incluso después de que el coche sea embargado, podrías seguir recibiendo llamadas, correos electrónicos y cartas de las agencias de cobro. Los prestamistas venden los coches embargados en subastas de autos, pero si al momento de vender tu carro no recuperan el saldo restante de tu préstamo, tendrás que pagar la diferencia o lo que se conoce como «saldo deficiente».

En última instancia, el prestamista podría demandarte por el dinero que debes, embargarte el sueldo o poner un gravamen sobre tu casa. Finalmente, aunque pagues la deuda, una cuenta en cobro permanecerá en tu informe crediticio durante siete años a partir de la fecha de morosidad.

Sigue leyendo: Préstamos para autos Bank of America

¿Cómo evitar que me quiten el auto si no pago mi crédito?

Desde el momento en que dejas de pagar una sola cuota del préstamo de tu carro, empieza a correr el tiempo en tu contra, especialmente si no puedes seguir pagando por alguna razón. Por lo tanto, debes moverte muy rápido para evitar que todo se complique. Ten en cuenta las siguientes sugerencias:

Habla con tu prestamista

La buena noticia es que, al igual que tú, ningún prestamista quiere que la situación del impago se complique. ¿Por qué? Porque los procesos de cobro de deudas atrasadas cuestan dinero. Además, es poco probable que a través del embargo recuperen el monto total pendiente.

Si no puedes hacer el pago, ponte en contacto con tu prestamista. Explícale tu situación y pregúntale si tiene algún programa de ayuda al que puedas optar. Algunas entidades financieras están dispuestas a suspender los pagos durante un mes sin aplicar ningún tipo de penalización, especialmente a los clientes que siempre han pagado puntualmente. Antes de hacer la llamada, prepárate para sugerir un monto de pago que puedas afrontar a corto plazo.

Refinancia el préstamo

Quizás, una de las razones por las que te cuesta pagar el préstamo de tu coche es porque te han aplicado un tipo de interés elevado. En este caso, debes considerar la posibilidad de refinanciar tu auto. Bajando el tipo de interés o alargando el plazo del préstamo, puedes reducir la cuota mensual.

Para obtener un tipo de interés más bajo, tu puntuación de crédito deberá ser mejor que cuando obtuviste el préstamo actual. Ahora bien, si has dejado de pagar las cuotas mensuales, posiblemente, tu puntuación ya haya bajado.

Ampliar los plazos del préstamo puede mejorar tu problema inmediato de liquidez, pero hacerlo tiene un costo. Estarás pagando el préstamo durante más tiempo, esto significa que al final del préstamo habrás pagado más por tu coche.

No te limites a hablar solamente con tu actual prestamista sobre la posibilidad de obtener refinanciación para tu automóvil. Busca también otras opciones, hay disponibles muchos bancos para refinanciar autos en USA.

Encuentra a otra persona que se haga cargo del préstamo

Aunque para la mayoría de los préstamos se prohíbe, algunos prestamistas te permitirán transferir el préstamo de tu auto a otra persona. En este caso, tendrás que encontrar a alguien con una buena puntuación de crédito que pueda obtener condiciones de préstamo mejores que las tuyas. Si tienes un candidato en mente, ponte en contacto con el prestamista para sugerir esta opción.

Utiliza el capital de tu vivienda

Las entidades crediticias ofrecen préstamos sobre el capital de las viviendas (capital inmobiliario). En este tipo de producto las casas de los prestatarios se convierten en garantía de los préstamos. Se trata de una segunda hipoteca.

Por lo general, puedes pedir prestado hasta el 80% del valor neto de tu vivienda. Es decir, que si tienes $50.000 dólares de patrimonio neto, puedes pedir prestados hasta 40.000 dólares.

La ventaja de los préstamos sobre el capital de la vivienda es que consolidan tu deuda en un único pago mensual y los intereses que pagas por estos préstamos son deducibles de los impuestos (si detallas tus deducciones en el impuesto sobre la renta).

Además, los tipos de interés suelen ser más bajos que los de los préstamos sin garantía. Por lo tanto, es posible que puedas reducir los pagos de tu coche de esta manera.

Una vez explicado en qué consisten los préstamos sobre el capital inmobiliario, te recomendamos analizar muy bien tu situación antes de optar por esta alternativa. Recuerda que si no pagas el préstamo de tu coche, puedes perderlo. Pero si no pagas un préstamo con garantía hipotecaria, puedes perder tu casa. ¡Ten cuidado!

Cambia tu vehículo

Cambiar tu carro por otro más barato también es una forma válida de resolver el problema. Eso sí, primero tendrás que saber cuánto vale tu auto para poder negociar un precio justo.

Lo ideal es que no estés en “saldo deficiente”, es decir, que tu carro valga al menos lo que debes por él. Sin embargo, si debes más de lo que vale tu coche, aún es posible que puedas canjearlo. En este caso, la diferencia que no esté cubierta por el canje puede ser incluida en el nuevo préstamo.

Una ventaja de este tipo de transacción es que, por lo general, podrás completarla más rápido que si optas por vender tu carro para luego comprar uno más barato. Además, si has hecho tus pagos a tiempo, tu crédito puede haber mejorado lo suficiente como para que una tasa más baja haga que el coche de reemplazo sea más asequible para ti.

Aún así, debes ser muy cauteloso y hacer muy bien tus cuentas. Recuerda que cambiar un préstamo que no puedes pagar por otro parecido, no te será de mucha ayuda.

NOTA: si haces esta operación debes reportarla al DMV de tu estado.

Elabora un presupuesto y cíñete a él

Si elaboras cuidadosamente un presupuesto de ingresos y gastos familiares, probablemente, encontrarás una manera de ahorrar los 100 ó 150 dólares que necesitas al mes para poder pagar tu carro.

Debes hacer un buen análisis de tu situación y elaborar un presupuesto que te ayude a alcanzar tu objetivo. Obviamente, esto requerirá tiempo y esfuerzo, pero ten en cuenta que si fuera algo sencillo las personas que se encuentran en apuros para pagar su coche no estarían pidiendo ayuda.

Entrega el auto de manera voluntaria

Si ninguna de las alternativas que hemos mencionado anteriormente son viables para ti y sabes que el embargo es inevitable, puedes suavizar el impacto en tu puntuación de crédito entregando voluntariamente el coche a tu prestamista. Esto seguirá apareciendo como una entrada negativa en tu historial de crédito porque no has podido pagar un préstamo. Sin embargo, sus efectos no serán tan graves como los de un embargo porque demuestra que has cooperado con el prestamista.

Sigue leyendo:

Puntuación:

Karina es licenciada en administración de empresas y una apasionada por el marketing digital y el SEO. Con más de 7 años de experiencia creando contenido digital para diferentes medios, hoy se desempeña como Managing Editor de Carros en USA. Su vínculo con los motores tiene origen en un negocio familiar del sector automotriz con una trayectoria de más de 50 años. Le gustan los Toyota aunque sus carros favoritos son los Tesla.

¡Comparte nuestro artículo!
⭐️ PRODUCTO DESTACADO
Gel de limpieza para el coche            
9.4/10 Nuestro puntaje
Mira el precio            

Artículos relacionados:

Deja un comentario

Carros en USA